encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers que quieren ir a Kioto


Troovelers que han estado en Kioto

Kioto

Descripción

La ciudad de Kioto se ubica en la región Kyoto Pref. de Japón. Destaca por sus edificios de valor arquitectónico y monumentos, sus diversos lugares de entretenimiento, y sus museos y oferta cultural.

Los apasionados por la arquitectura y los monumentos podrán contemplar lugares de visita obligatoria para turistas como Byodoin Temple, Togetsukyo y Kyoto Tower, lugares de interés cultural como Fushimi Inari-Taisha, Templo del Pabellón de Oro (Kinkaku-ji) y Kiyomizu-dera(Templo del agua pura), entornos paisajísticos como Ryozen Kannon y Konchi-in, y lugares de actividades artísticas como Gion Corner y Kyoto Shijo Minamiza.

Para quienes prefieren las zonas de ocio y entretenimiento tienen lugares de visita obligatoria para turistas como Arashiyama, Monkey Park Iwatayama y Toei Kyoto Studio Park (Toei Uzumasa Eigamura), lugares de interés cultural como Katsura Imperial Villa y Shugakuin Imperial Villa, entornos paisajísticos como Maruyama Park, Shosei-en Garden y Kyoto Botanical Garden, un lugar de ocio como Suntory Yamazaki Distillery, un lugar de actividades acuáticas como Kyoto Aquarium, y un comercio como Arashiyama Station Hannari Hokkori Square.

Quienes adoren los museos y el mundo de la cultura podrán ver un lugar de visita obligatoria para turistas como Show Room Museum, y lugares de interés cultural como Kyoto International Manga Museum, Umekoji SL Museum y Kyoto Municipal Museum of Art.

Leer más Ocultar

Guías de viaje de Kioto

4 días
22 lugares de interés
Carla Peña Carla Peña

Kioto (京都市, Kyōto-shi, en español "ciudad capital"; Pronunciación japonesa:  [kʲoːto] (?·i)) es una importante ciudad de Japón, localizada en la parte central de la isla de Honshu. Es la capital de la Prefectura homónima y tradicionalmente también ha sido considerada capital de la Región de Kansai, aunque ésta sea solo una referencia geográfica más que un territorio administrativo concreto. Así mismo, está integrada dentro de la Región metropolitana de Keihanshin, compuesta por las áreas circundantes de las ciudades de Osaka, Kobe y la misma Kioto. Cuenta con una población de alrededor de 1.474.000 habitantes (a fecha de 2011), situándose entre las ciudades japonesas más pobladas. El área total del territorio de la ciudad es de 827,90 km².


Kioto, la antigua capital del Japón imperial, es una de las ciudades más bonitas del país, si no la que más. La urbe combina como ninguna la historia milenaria con la más tecnológica actualidad, mezclando con una armonía difícil de encontrar las dinastías imperiales niponas con los rascacielos de cristal. Con más de 1600 templos e innumerables jardines y memoriales, Kioto se debe degustar con tiempo y paciencia, las mismas que inspiran estos lugares. Aunque goza de aeropuerto, la mejor manera de llegar a la ciudad es a través de la fantástica red de trenes-bala que tiene Japón. Numerosas conexiones la acercan por módicos precios a Osaka y Tokio, que con este transporte se encuentra a sólo dos horas y cuarto de distancia. La llegada a la metrópoli no es especialmente memorable, ya que el distrito central de la ciudad es la habitual acumulación de oficinas y ajetreo, muy en el estilo ordenado japonés. Sin embargo, la antigua capital –lo fue durante más de 1.000 años, hasta 1868- conserva muchos edificios históricos gracias, entre otras cosas, a que se libró de los bombardeos aliados en la Segunda Guerra Mundial. La mayoría se encuentran en la periferia, pero la red de transporte público de la ciudad es maravillosamente eficiente: metro, bus y tren cubren todas las rutas, con la opción de comprar billetes de día que abaratan mucho el coste. Otra opción más “visual” es la bicicleta, especialmente recomendable en Kioto, ya que es difícil perderse: el diseño de la ciudad es en forma de red cuadrada, con las calles numeradas por orden de este a oeste y norte a sur. En varios hostales y en la propia estación central las alquilan. Kioto tiene 17 enclaves catalogados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad e intentar detallarlos en pocas palabras es directamente imposible. Siempre dependiendo del tiempo disponible (recorrer todo la historia de Kioto puede llevar semanas), uno de los más emblemáticos es el complejo del Palacio Imperial (Kioto-gosho); abierto al público de manera gratuita pero conviene reservar en la agencia de turismo porque las plazas están limitadas diariamente para no dañarlo. Los jardines son magníficos, llenos de pequeños detalles de gusto exquisito. Como es habitual en todo Japón, en la época de floración de los cerezos (febrero-abril) se llenan de visitantes. Al norte de la ciudad sobresale el Templo del Pabellón Dorado (Kinkaku-ji), icónico por su esmalte del mineral precioso y abarrotado de turistas. Pegado a él, el austero Rioyan-ji está menos concurrido y es una delicia por su jardín minimalista. Otra experiencia inspiradora es el paseo por el Bosque de Bambú, en las colinas de Arashiyama, al oeste de la ciudad, mientras que el este de Kioto esconde el histórico barrio de Gion, famoso por las geishas, y algunos bares y restaurantes que elaboran el sake típico de la ciudad, uno de los más apreciados de todo Japón. Kioto es, ante todo, tradición. Hay que dejarse llevar, intentar sumergirse en la cultura y no tener miedo de pasear más de la cuenta. Aunque no sea sencillo, ni reconocible a primera vista, se trata del mejor lugar para encontrar el Japón clásico y descubrir los rincones más tradicionales de un país que está a la vanguardia del mundo pero que conserva unas raíces inalterables.

Lugares de interés (297)
Hoteles (85)
Gastronomía (20)
Compras (23)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí