encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers que han estado en Ávila

Ávila

Descripción

La ciudad de Ávila se ubica en España. Destaca por sus edificios de valor arquitectónico y monumentos, sus lugares de interés turístico, y sus museos y oferta cultural.

Los apasionados por la arquitectura y los monumentos podrán contemplar lugares de visita obligatoria para turistas como Los cuatro postes, Ayuntamiento y Real Monasterio de Santa Ana, y lugares de interés cultural como Las Murallas de Ávila, Basílica de San Vicente y Palacio de Los Velada.

Quienes adoren los museos y el mundo de la cultura podrán ver un lugar de interés cultural como Museo Provincial de Ávila.

Leer más Ocultar

Guías de viaje de Ávila


Ávila es una ciudad y municipio español, situado en la provincia de Ávila, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Es capital de la provincia homónima y de la comarca de Ávila —que comprende el Valle de Amblés y la Sierra de Ávila—, así como sede del partido judicial número 3 de la provincia y de la diócesis homónima. Se encuentra situada junto al curso del río Adaja y se trata de la capital de provincia más alta de España, a 1131 m sobre el nivel del mar, en virtud de lo cual en su casco urbano son relativamente frecuentes las nevadas durante el invierno. La ciudad presenta un clima mediterráneo con rasgos continentales. En 2012 su término municipal concentraba el 34 % del total de población de la provincia.


Ávila se sitúa al sur de Castilla-León, a orillas del río Adaja, una pequeña afluente del Duero. La encontraremos a tan sólo hora y media en coche desde Madrid. La provincia presenta 3 zonas muy distintas: la zona norte, conocida como la Moraña, en la Meseta castellana, con inviernos largos y fríos y veranos cortos pero calurosos. La zona central, que comienza en la ciudad y se prolonga hasta la Sierra de Gredos, corazón del sistema Central. Aquí el clima es de montaña y se caracteriza por temperaturas muy bajas en el periodo invernal y veranos cortos, no muy calurosos. Y la zona sur, la del Valle del Tiétar, donde el clima se suaviza considerablemente, cambia el paisaje, así como la configuración de los pueblos y el carácter de las gentes. Esta zona, que no parece Castilla, es llamada también la Andalucía de Avila. La ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985. Su entorno nos traslada a un glorioso pasado histórico, cargado de monumentos medievales, entre los que destaca la emblemática muralla. Una visita a esta singular ciudad, supone trasladarnos a la legendaria Edad Media. La muralla es el símbolo y monumento más representativo de Ávila. Rodea el casco antiguo, poniendo de manifiesto el poder, la riqueza y la influencia que tuvo esta ciudad hace siglos. La experiencia de pasear por el cinturón amurallado, rodearlo y atravesar sus arcos y puertas es inolvidable. Fue construida por orden de Alfonso VI en el siglo XI, en el marco de la reconquista cristiana y sobre las antiguas fortificaciones romanas. La impresionante muralla tiene un perímetro de 2516m. Los muros son de 3m de grosor y 12 m de altura. Hay 2.500 almenas y 88 torreones, además del conocido "Cimorro"; el ábside saliente de la catedral. Posee nueve puertas de entrada, aunque las dos más famosas son las de San Vicente y el Alcázar, en el lado oriental. Es el mejor ejemplo de arquitectura militar del románico en España, y modelo único de la arquitectura medieval. Hoy en día, se considera una de las murallas medievales mejor conservadas de Europa. Tendremos ocasión de disfrutar de unas vistas fantásticas si subimos hasta el Adarve. Igualmente merece la pena detenerse a observar la Puerta del Alcázar, pasear por la plaza del Mercado Grande o descubrir la magnifica Catedral; la más antigua del gótico español, cuya cabecera está incrustada en la muralla. Es recomendable perderse por La Plaza Mayor y la Judería, dentro de la muralla. Encontraremos encantadores rincones medievales y un sinfín de tesoros más, tanto dentro como fuera de la muralla. El mirador de los Cuatro Postes, a las afueras de la ciudad, es una visita obligada especialmente por la noche. Obtendremos excelentes fotografías de la ciudad iluminada. Se cuenta, que en este lugar, es donde Santa Teresa de Jesús - siempre muy presente en la ciudad desde el s. XVI- se quitó el polvo de las zapatillas, y se despidió de Ávila. El mejor momento para visitar la ciudad, son los meses de junio a septiembre.Todos los años, durante este periodo, el casco histórico se transforma en un escenario de la Edad Media , con las Jornadas medievales, el mercadillo, la Ronda de Leyendas y el teatro en la muralla. Los fines de semana, se desarrollan Visitas Teatralizadas, en las que actores profesionales escenifican momentos de la historia de la ciudad. Una oportunidad única de revivir tiempos legendarios. Ávila, además de poseer un importante legado cultural y un patrimonio monumental único, cuenta con una deliciosa gastronomía. La cocina es de gran sencillez, a la vez que contundente y sabrosa. Está influenciada por el entorno geográfico y climático, basada principalmente en productos agrícolas y ganaderos. Es famoso el chuletón de Ávila, ya que la carne de vacuno es excelente, así como las judías del Barco. Sin olvidar las tapas típicas, como las "patatas revolconas" o la sopa de ajo castellana. En la cocina abulense abundan las carnes asadas o a la brasa, como el cochinillo o tostón asado, el cordero, la caza... La repostería es variada y de gran calidad, a destacar las populares yemas de Santa Teresa, aunque no podemos olvidar las torrijas, los huesillos, los empiñonados... Tanto intramuros como extramuros, encontraremos numerosas tascas y restaurantes, donde degustar las delicias abulenses. Por ejemplo el restaurante Tres Siglos, situado en pleno casco antiguo, ofrece una excelente carta de especialidades típicas, a precios muy asequibles. En cuanto al alojamiento, tenemos amplia oferta para elegir, desde Paradores hasta pequeños hoteles, con mucho encanto. Los precios se reducen considerablemente fuera de temporada alta, es decir, los meses de verano. No podemos marcharnos de Ávila, sin hacer una visita a la hermosa sierra de Gredos y en especial al Parque Regional de la zona. Una maravillosa reserva natural de 86.000 hectáreas. Se halla a unos 45 minutos de la ciudad. Sus grandes montañas ofrecen un paisaje majestuoso. Los picos nevados, los verdes valles y la rica fauna es característico del lugar. Además encontraremos numerosas lagunas, entre las que destaca la laguna de los Caballeros o las Cinco Lagunas... Tendremos ocasión de realizar rutas a pie, en bicicleta o a caballo. Y para los más atrevidos, parapente o ala delta.      

Lugares de interés (31)
Hoteles (60)
Gastronomía (69)
Compras (20)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí