encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers que quieren ir a Alicante


Troovelers que han estado en Alicante

Alicante

Descripción

La ciudad de Alicante se ubica en la zona costera Costa Blanca de España. Destaca por sus espacios naturales, sus edificios de valor arquitectónico y monumentos, y sus diversos lugares de entretenimiento.

Los amantes de los bellos paisajes y la naturaleza podrán disfrutar en lugares de visita obligatoria para turistas como Cuevas del Canelobre, Playa de Postiguet y Isla de Tabarca, y entornos paisajísticos como Isla De Tabarca, Fonts de l'Algar y Montgo Natural Park.

Los apasionados por la arquitectura y los monumentos podrán contemplar un lugar de visita obligatoria para turistas como Círculo Industrial, lugares de interés cultural como Castle of Santa Barbara, Castillo Santa Bárbara - Visitas Guiadas y Santa Maria Church, y lugares de actividades deportivas como Estadio José Rico Pérez y Estadio de Atletismo.

Para quienes prefieren las zonas de ocio y entretenimiento tienen un lugar de visita obligatoria para turistas como Arenal Promenade, entornos paisajísticos como Playa La Granadella, Arenal Beach y El Palmeral de Elche, lugares de actividades artísticas como Teatro Arniches y Teatro Principal, y un comercio como Carmen del Campillo Tea House.

Leer más Ocultar

Guías de viaje de Alicante


Alicante (en valenciano y cooficialmente Alacant) es una ciudad y municipio español, capital de la provincia homónima, una de las tres que conforman la Comunidad Valenciana. Es ciudad portuaria situada en la costa mediterránea. Por su población, de 335.052 habitantes (INE 2013), es el segundo municipio valenciano más poblado y el undécimo de España. Forma una conurbación de 452.462 habitantes con muchas de las localidades de la comarca del Campo de Alicante: San Vicente del Raspeig, San Juan de Alicante, Muchamiel y Campello. Estadísticamente se asocia también al área metropolitana de Alicante-Elche, que cuenta con 757.443 habitantes. Es una ciudad eminentemente turística y de servicios.


Alicante es una ciudad típica del Mediterráneo: luz, palmeras, buen clima, playas, paseos, mucha vida en la calle, bullicio, ... Las veces que he estado en ella, que han sido unas cuantas, siempre he recorrido arriba y abajo su paseo junto a la playa, tan agradable. Es el sitio ideal para quedar. A muy poco metros de él, tirando hacia el lado de la montaña es fácil encontrar la animada vida de bares y restaurantes en los que librarse de la pesada tarea de cocinar para poder cenar. Te lo dan hecho, te lo sirven. Entre los platos típicos, cómo no, están los arroces. Los hay de diferentes tipos, no es simplemente la paella. Está el arroz a la alicantina en el que se mezclan la carne de pollo y los productos del mar: calamar, atún, gambas, cigalas, mejillones, ... Otra variedad es el caldero marinero de Tabarca, nombre de la isla que se encuentra enfrente de la ciudad. Se trata de un arroz caldoso cocinado con ñoras y pescados. Con unas buenas sepias y arroz hacen un arroz negro para chuparse los dedos. Que no queremos tanto arroz ... Entonces lo mejor es una buena ensalada de pimientos y bacalao. Entre comida y cena, o cena y comida,  podemos plantearnos algunas rutas o recorridos. Por ejemplo por la parte antigua. La ciudad amurallada fue bombardeada y destruida en el siglo XVII desde el mar.  El ayuntamiento actual es del siglo XVIII. Su Salón Azul fue decorado para la visita de Isabel II en 1858 para la inauguración del tren que unió Alicante con Madrid. Para los amantes de las curiosidades cerca de allí puenden visitar un museo de belenes. La calle Labradores conserva algunos palacetes del siglo XVIII como ejemplo de esplendores pasados. Ya cerca del castillo de Santa Bárbara podemos sentir la vida de unos de los barrios más típicos de Alicante, el barrio de Santa Cruz y su ermita. Sobre todo en semana santa las procesiones en sus calles tienen mucho fervor popular. Y finalmente, la basílica de Santa María, lo más interesante del recorrido. Se salvó del bombardeo y conserva sus orígenes de mezquita musulmana que luego fue renconvertida en iglesia gótica. La ruta junto al mar es igual de interesante y muy apropiada a las intenciones reales de los turistas que nos acercamos a Alicante. En realidad queremos disfrutar de la tranquilidad del mar y de sus playas en un entorno urbano lleno de comodidades. Podemos empezar por la playa de San Juan cuyo prestigio es indudable. Cuenta con todo tipo de servicios. A lo largo de la explanada podemos llegar paseando hasta la casa Carbonell en cuyo solar se ubicó en su tiempo el mercado. A continuación está el auditorio en cuyo interior suele tocar frecuentemente la Banda Sinfónica Municipal. Luego viene el parque Canalejas, la lonja del pescado, panoramis, paseo de la marina deportiva y el paseo volado. No dispone de grandes museos así que entre lo que hay por visitar yo destacaría el yacimiento arqueológico de Lucentum, la antigua Alicante, en el que se conservan, a 3 kilómetros de la ciudad, los restos del periodo ibero-romano. Descansar y de nuevo a casa. Lo que decía, una ciudad sin complicaciones.

Lugares de interés (123)
Hoteles (111)
Gastronomía (442)
Compras (21)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí