encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers destacados

El Rocío

Descripción

La población de El Rocío se ubica en la región Huelva de España.

Leer más Ocultar

Guías de viaje de El Rocío


EL ROCIO: El fervor de una aldea El Rocío es una aldea ubicada en Huelva (España) y que está erigida a la Virgen del Rocío.  Allí se va en procesión, precisamente se hacen dos eventos oficiales al año: el de pentecostés o Romería del Rocío y el del Rocío chico en agosto. A él acuden muchas personas a rezar y dar gracias por milagros concedidos.  La ermita del Rocío está en el centro de la aldea y allí acuden diversidad de turistas. También se pueden encontrar edificaciones antiguas de las hermandades que están en la región como la de Triana, la de Moguer, y la de Huelva. Estas congregaciones realizan actividades entorno a la Virgen. Se puede ir caminando, a caballo, en carretas e inclusive en carros dispuestos para ello que son adornados para visitar a la virgen del Rocío en la Ermita. El fervor que muestran los peregrinos es impactante. Quienes van acompañando la romería y que llevan los coches van con vestidos tradicionales de la región y con sevillanas. Inclusive hay carretas que son tiradas por bueyes que, según los vecinos del lugar, afirman que los llevan porque son animales de mucha fuerza. De impacto también son las marismas que se encuentran cerca al santuario y que dejan ver unos paisajes espectaculares tanto de día como de noche. Para ir a la Ermita se debe ir en zapatos y ropa cómoda para caminar, pues el camino hacia allí no es en concreto y la idea de quienes visitan el sitio es de ir caminando, a caballo o en carreta. Además hay fines de semana que son muy concurridos y por ello hay horarios donde los coches no se pueden acercar a la Ermita porque las calles se cierran por la cantidad de turistas que arriban. El santuario es un espectáculo porque además de ser la virgen la principal atracción del lugar, hay pinturas, decoraciones en oro, el campanario. El contraste de toda la capilla blanca y luego el altar a la virgen dorado hace que ella se vea más poderosa. La arquitectura de toda la aldea es acorde con la Iglesia, lo que implica que uno se sienta transportado a los tiempos antiguos en España. Toda la ciudad es blanca y con construcciones antiguas. Es muy normal ver caballos en la región, dado que el suelo es de arena, un contexto apropiado para cabalgar. Si no apetece caminar se puede contratar carruajes que te llevan a la Ermita e inclusive a dar paseos por las marismas para ver todo el entorno de la aldea. Es muy recomendable llevar agua porque cuando hay mucha gente es difícil comprar este producto en comercios cercanos, puesto que se pierde el ver las ofrendas que hacen las cofradías a la Virgen del Rocío. Algo muy peculiar fue ver la estatua del tamborilero en los alrededores, y estatuas de toros y ciervos. Sin embargo algo que me impresionó muchísimo y por lo que volvería al Roció sería solo para ver la ciudad de noche, porque el paisaje que se ve es espectacular, es como si en la oscuridad pudieras adentrarte en una luz que se ubica justo en la penumbra.

Lugares de interés (6)
Hoteles (18)
Gastronomía (10)
Compras (5)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí