encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers destacados

Lugo

Descripción

La población de Lugo se ubica en España. Destaca por su oferta de entretenimiento.

Para quienes prefieren las zonas de ocio y entretenimiento tienen un entorno paisajístico como Parque do Mino.

Leer más Ocultar

Guías de viaje de Lugo


Cayo Antisio, general romano al mando de la lucha contra los Cántabros, fundó, allá por el año 25 a.C. un asentimiento militar capaz de albergar dos legiones y que servía de cuartel general para los ejércitos imperiales en su conquista del noroeste de Iberia. El éxito en las campañas militares provocó que una década más tarde, bajo el imperio de César Augusto, este asentamiento militar se convirtiera en una nueva plaza romana: Lucus Augusti, traducido como el claro o bosque sagrado de Augusto, y capital de la provincia romana de Gallaecia. Su nombre latino, Lucus, según los estudiosos, podría provenir de la adaptación latina de la palabra Lugh, una antigua deidad celta. Con todo, Lugo pronto se convirtió en la población más grande de la zona. Su muy bien conservada muralla –se conserva casi intacta–, de alrededor de 1.700 años de antigüedad, así lo atestigua y de ella pueden presumir sus casi 100.000 lucenses o lugueses. Sin embargo, en cuestiones de cultura y turismo, os lucenses tienen muchas más cosas de las que enorgullecerse. Rodeados por la muralla romana, cuentan con una serie de monumentos como su bonita Catedral –que se comenzó a construir en 1129–, el museo provincial y otros edificios que durante el último milenio se han erigido para dignificar esta ciudad, pese a que su popularidad aumentó y descendió según el periodo, es seguro que, junto con Santiago de Compostela, la ciudad de Lugo ha sido de las más importantes de toda Galicia. Está claro que Lugo tiene historia, pero también presente. Pasear por la parte antigua y disfrutar del fresco clima gallego es altamente recomendable mientras disfrutamos de sus monumentos y lugares de interés. Es obligado, religioso o no,  la visita a la Catedral de Lugo, tan antigua como la de Compostela y que fue sede también de la ruta del camino de Santiago primitivo. También, sin salir de Lucus Augusta, podemos visitar los restos que aún se conservan de la antigua población romana: un foro, calzadas, termas, necrópolis y los restos de un acueducto. En el Centro de Interpretación de la Muralla y el Museo Provincial se puede conseguir más información además, por su puesto, del mapa de la ciudad que seguro lleváis con vosotros. Se os puede echar la tarde encima y entonces es momento de pensar en disfrutar de la gastronomía gallega. Los gallegos son maestros en este sentido: poseen buena materia prima y son buenos hosteleros. El repertorio no tiene desperdicio: filloas, polbo (pulpo) á feira y sus cachelos correspondientes, la ternera del interior, la pesca fluvial, el lacón con grelos, el caldo gallego, la empanada y el buen marisco que llega fresco al interior. En cuestiones culinarias, Lugo nunca decepciona. Y para los más precisos a la hora de disfrutar del turismo en España, hay que tener en cuenta que las fiestas de Lugo, en honor a San Froilán, suelen comenzar el 4 de octubre y se desarrollan durante una semana, teniendo en el día 5 su mayor festividad por ser el día del Santo. Yo fui preciso cuando pensé en disfrutar de Lugo de verdad. Acabé mi Camino de Santiago un 2 de octubre y tras disfrutar de un día en la capital de la Coruña, marché raudo a Castro do Rei, la pequeña población donde reside mi familia, para poder, a partir de entonces, disfrutar de Lugo en su mayor esplendor. Dos buenos amigos lucenses que conocí en el Camino, primos y amigos, me guiaron día tras día para no perderme nada de las fiestas de Lugo, durante el día y la noche.

Lugares de interés (21)
Hoteles (34)
Gastronomía (91)
Compras (13)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí