encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers destacados

Ainsa

Descripción

La población de Ainsa se ubica en la zona de esquí Pineta de España.

Leer más Ocultar

La villa de Aínsa (en aragonés L'Aínsa), capital del municipio de Aínsa-Sobrarbe (aragonés, L'Aínsa-Sobrarbe), es un pueblo de la provincia de Huesca, en la comarca de Sobrarbe, en la Comunidad Autónoma de Aragón (España).


Ainsa es una bellísima población situada a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte perdido, en la provincia de Huesca. Se ubica en la cima de un cerro, lo que le permite dominar una vista panorámica impresionante, y divisar la confluencia de los ríos Ara y Cinca. Destaca por su estilo medieval, conservándose a la perfección las construcciones de calles y edificios de los siglos XI y XII y XIII, así como su famosa plaza mayor considerada como el único ejemplo de plaza mayor medieval en la que se conservan íntegramente las construcciones originales. La Plaza es en forma de rectángulo irregular, y en ella los edificios laterales se encuentran sobre arcos de medio punto y ojivales sustentados a su vez sobre imponentes sillares de piedra. Cabe destacar la belleza de los balcones y las rejas de los ventanales, así como el suelo adoquinado original. Además, en ella se ubican diversos restaurantes de comidas locales en los que podemos disfrutar de un extraordinario almuerzo. Es obligado pasear por las calles Grande y Pequeña y visitar la Iglesia-colegiata románica de finales del siglo XI. Este edificio es de una sobriedad arquitectónica propias de la época medieval. La iglesia tiene planta de cruz latina y la bóveda es apuntalada. Debido al retraso de la construcción de dicha iglesia podemos apreciar en su estilo influencias de un gótico primitivo francés. En su altar mayor se venera a la Virgen que corresponde a una talla gótica, muy querida por los fieles del lugar. Cabe destacar la antigua cripta románica descubierta recientemente y las esculturas de los capiteles que nos encontramos en su interior, así como el claustro de estilo románico pero en el que también podremos apreciar elementos de la arquitectura gótica. Sin duda la parte más emblemática del templo es la torre campanario, la cual ha servido de modelo a seguir en múltiples iglesias de la zona. También podremos apreciar un bello arco del siglo XII que une la iglesia con el antiguo hospital del pueblo. En el castillo podemos destacar una torre de base pentagonal y un muro que la une con el ángulo sureste. La fábrica del siglo XVI tiene una amplia planta rectangular extensa, resaltando el pasadizo de ronda de las murallas que está sustentado por una serie de arcos ciegos, propios de la arquitectura militar española de la Edad Moderna. Para apoyar las piezas de artillería podremos ver que en algunos tramos del muro hay unas ampliaciones con planta pentagonal. Cuando nos ubicamos en el área donde está el castillo podemos entender el interés estratégico que ha tenido la villa de Aínsa a lo largo de su historia.  Aínsa era una villa amurallada y aún se conservan restos de las fortificaciones de los siglos XI y XII como son los portales de la calle Grande y otro portal en el ábside de la iglesia parroquial. Este pueblo lleno de encanto debe ser una visita obligada para todos aquellos que se dirijan al Parque Nacional Ordesa y sus alrededores.    Recomendamos visitar la cruz cubierta que se encuentra en el norte del pueblo y se compone de un templete de columnas con cubierta piramidal rodeada por una verja de hierro forjado, con la que se conmemora la milagrosa aparición de la Cruz de Sobrarbe en la batalla que tuvo lugar contra los moros y que la tradición dice que se sitúa en ese llano.

Lugares de interés (4)
Hoteles (29)
Gastronomía (10)
Compras (6)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí