encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers que quieren ir a Amsterdam


Troovelers que han estado en Amsterdam

Amsterdam

Descripción

La ciudad de Amsterdam se ubica en la región Holanda Septentrional de Holanda. Destaca por sus diversos lugares de entretenimiento, sus edificios de valor arquitectónico y monumentos, y sus museos y oferta cultural.

Para quienes prefieren las zonas de ocio y entretenimiento tienen lugares de visita obligatoria para turistas como Artis Zoo, The Amsterdam Dungeon y Plan B Pool Hall, lugares de interés cultural como Theater Instituut Nederland y Museo del Cine - EYE, entornos paisajísticos como Vondelpark, Amsterdamse Bos y Jardín Botánico, lugares de ocio como Heineken Experience, De Tuin y Bellevue Theater, lugares de actividades deportivas como Amstelpark, TunFun Speelpark y Knijn Bowling, y lugares de actividades artísticas como The Movies, Nationale Ballet y DeLaMar Theater.

Los apasionados por la arquitectura y los monumentos podrán contemplar centros de educación como House of Bols Cocktail & Genever Experience, Biblioteca Central y KinderKookKafe, lugares de visita obligatoria para turistas como Bridge of 15 Bridges, Magere Brug y Torre del Llanto (Schreierstoren), lugares de interés cultural como Sinagoga Portuguesa, Iglesia del Oeste (Westerkerk) y De Oude Kerk, lugares de ocio como Brug 123, De Magere Brug y Club Church, un lugar de actividades deportivas como Olympic Stadium Amsterdam, y lugares de actividades artísticas como Concertgebouw, Tuschinski Theater y Koninklijk Theater Carre.

Quienes adoren los museos y el mundo de la cultura podrán ver un centro de educación como Museo de la Universidad Agnietenkapel (Universiteitsmuseum de Agnietenkapel), lugares de visita obligatoria para turistas como Museo Madame Tussauds, Museo del Sexo y Van Gogh Museum, y lugares de interés cultural como Casa de Anna Frank, Rijksmuseum (Museo Nacional de Ámsterdam) y Het Grachtenhuis.

Leer más Ocultar

Guías de viaje de Amsterdam

3 días
4 lugares de interés
Nerea Flores Nerea Flores
1 día
2 poblaciones
Hugo Lozano Hugo Lozano
4 días
22 lugares de interés
Gregorio Esteban Gregorio Esteban
1 día
7 lugares de interés
Marc Jimenez Marc Jimenez

Ámsterdam o Amsterdam, según la pronunciación etimológica ( Amsterdam (?·i) [ɑmstər'dɑm]), es la capital oficial de los Países Bajos. La ciudad está situada entre la bahía del IJ, al norte, y a las orillas del río Amstel, al sureste. Fue fundada en el siglo XII como un pequeño pueblo pesquero. Sin embargo, en la actualidad es la ciudad más grande del país y un gran centro financiero y cultural de proyección internacional.


Ámsterdam es una encantadora ciudad que tiene atractivos para todo tipo de visitante, desde el aficionado al arte, con sus fantásticos museos; al que le gusta callejear, que tendrá a su disposición una enorme zona peatonal con bonitos edificios; a los amantes de lo romántico, con la belleza de su red de canales; a los golosos, con su fantástico chocolate ... y a los que quieran disfrutar de la Zona Roja, o del ambiente y permisividad de sus bares y cafés.  Si se quiere conocer lo más importante de la ciudad serán necesarios tres o cuatro días, y más en función de los museos que se quieran visitar. Y la mejor manera de hacerlo es caminando o en bicicleta, a la que tan aficionados son los holandeses; y utilizando el tranvía para desplazamientos algo más largos. BREVE RESEÑA HISTORICA Las primeras referencias de su existencia datan del S. XIII cuando fue concedido un privilegio comercial a los habitantes de un pueblo de pescadores situado en el dique (Dam) en la desembocadura del río Amstel. En 1300 consiguió el estatuto de ciudad. En 1345 se convirtió en un centro de peregrinación debido a un milagro (el fuego no logró consumir una hostia consagrada). A partir del S. XVI comenzó su prosperidad con el impulso de su puerto, debido a la caída del puerto de Amberes consecuencia del  saqueo de la ciudad por parte de los españoles. Se inició entonces la industria del diamante. La actividad comercial se incrementó al conceder privilegios a los inmigrantes llegados por motivos religiosos o políticos . El S. XVII es el más brillante para los holandeses, con sus actividades de expansión por Oriente y Occidente. Se crea Nueva Ámsterdam, nombre que luego sería sustituido por el de Nueva York por parte de los ingleses. El dinero abundante hace que se acometa la urbanización de los canales construyendo elegantes casas burguesas en sus orillas, eso sí, muy estrechas porque los impuestos se pagaban en función del espacio frontal que ocupaban. A la ciudad llegan importantes artistas como Rembrandt. Gracias a las riquezas acumuladas en el S. XVII pudo sobrevivir sin problemas a una situación económica más complicada en el S. XVIII, en el que tuvo que hacer frente a un ataque de las tropas francesas de Luis XIV. Sin embargo, en el S. XIX, no pudo resistir la invasión napoleónica y el hermano de Napoleón, Luis Bonaparte, fue nombrado en 1808 Rey de Holanda. Este decidió trasladar la capital a Ámsterdam, pero más adelante, al producirse la anexión a Francia, pasó a ser una de las ciudades más importantes del Imperio Napoleónico. Esta situación provocó un embargo comercial que arruinó la ciudad, lo que dio lugar a una sublevación de la población en 1813, proclamando Rey al Príncipe Guillermo I de Orange.  A mitad de siglo, la apertura del Canal del Norte, que comunicaba la ciudad con el Mar del Norte, dio un impulso al tráfico marítimo y a la industria del diamante. En el S. XX, se produjo la expansión de la ciudad a nuevos barrios creando una nueva forma de construcción con curvas y asimetrías generado por la Escuela de Ámsterdam. La ciudad también vivió el gran drama de la ocupación alemana y la deportación de los judíos, pero ha sabido recuperarse en base a nuevas industrias y, por supuesto, al turismo. Ha seguido creciendo en nuevos barrios, pero ha mantenido el sabor de su casco antiguo. La falta de viviendas ha hecho que proliferaran los barcos vivienda, de los que se pueden ver algunos ejemplos a lo largo de los canales de la ciudad. PRINCIPALES LUGARES A VISITAR Casco Antiguo Podemos empezar el recorrido por la Plaza del Dam, la más importante de Ámsterdam. Es una plaza cuadrada, siempre muy animada, rodeada por edificios en su mayor parte modernos. En el centro está el Monumento a la Liberación, en memoria de los holandeses fallecidos durante la 2ª Guerra Mundial.  En su lado oeste está el Palacio Real, construido en el S. XVII sobre más de 13.000 pilotes de madera, necesarios para tener una base sólida en el suelo pantanoso. Inicialmente fue el Ayuntamiento, pero Luis Bonaparte lo convirtió en Palacio Real cuando le nombraron Rey de Holanda. Es de estilo clásico con un gran tímpano en la parte central de las fachadas este y oeste, y una torre octogonal rematada con una cúpula en la parte superior. La decoración interior es muy rica; destacan la Salas del Tribunal,  de los Ciudadanos y de los Regidores. Junto a la Plaza, está la Nieuwe Kerk (Iglesia Nueva), edificada después de que un incendio que destruyó 2/3 partes de la ciudad, en 1452, también hiciera desaparecer la anterior que ocupaba este lugar. Es de estilo gótico tardío con cubierta de madera. Entre sus elementos más destacables está el púlpito del S. XVII, con un gran trabajo de talla; la caja del órgano, también del S. XVII; y diversas tumbas de personajes ilustres. En esta iglesia se celebran las ceremonias de coronación de los soberanos holandeses.  Yendo hacia el sur por el Nieuwe Zijde (zona nueva del casco antiguo), nos encontramos dos bellos entornos: el del Antiguo Orfanato, del S. XVI, con una bonita entrada y una estructura típica de edificios alrededor de pequeños patios interiores para el recreo de los niños y las niñas allí acogidos . En las galerías cubiertas hay una serie de compartimentos de madera donde los huérfanos guardaban sus pertenencias. Es interesante también la Sala donde se reunían los administradores del orfanato. Actualmente alberga el Museo Histórico de Ámsterdam. Y el Begijnhof, lugar de residencia de las beguinas. Fundado en el S. XIV, es uno de los pocos que se conservan en Holanda. Su patio, un oasis de paz en pleno centro de la ciudad, está rodeado por edificios de los S. XV y XVI, aunque algunas fachadas sufrieron modificaciones en los S. XVII y XVIII. En la zona norte de la ciudad, la Estación Central, construida a final del S. XIX en tres islas artificiales, es un ejemplo de la arquitectura conocida como Renacimiento Holandés. Su autor es el mismo del Rijksmuseum. Frente a la Estación, la Iglesia de S. Nicolás, también construida en el S. XIX, es de estilo neobarroco. En el Oude Zijde, (zona vieja del casco antiguo) uno de los sitios más interesantes es el Museum Amstelkring (Nuestro Señor en el Desván). Con motivo de la prohibición del catolicismo en el S. XVII, se habilitaron los desvanes de dos casas para mantener el culto, lo que continuó hasta el S. XIX  cuando se construyó la Iglesia de S. Nicolás.  Se puede ver el salón y la habitación del capellán, del S. XVII, así como la iglesia con dos galerías que corresponden a los pisos 3º y 4º. La Oude Kerk (Iglesia Antigua) es la más antigua de Amsterdam. Construida en el S. XIII, es de estilo gótico y tiene un campanario con un carillón de 47 campanas del S. XVII, desde el que hay una buena vista de la ciudad. El interior tiene vidrieras del S. XVI, un órgano del S. XVIII, y numerosas tumbas de personajes célebres como la mujer de Rembrandt. El Waag, o la Puerta de S. Antonio, es la única puerta que queda de la época medieval y era la salida oriental de la ciudad. Se empezó a construir en el S. XV y quedó aislada cuando se desecó el canal en el S. XVII para construir una plaza del mercado. En esa época se transformó en la Casa de la Balanza Pública, con sus cinco torreones. En la parte superior se ubicaron diversos gremios, entre ellos el de los Cirujanos, donde Rembrandt pintó la Lección de Anatomía. En su proximidad está el llamado Barrio Rojo, frecuentado desde el S. XIV por los marineros en busca de prostitutas y que ha mantenido su carácter hasta la actualidad, con sus escaparates donde se exhiben las chicas.  En la zona sureste del casco antiguo, la Zuiderkerk (Iglesia del Sur), construida en el S. XVII como primera iglesia protestante, tiene un elegante campanario. Cerca de ella está la Rembrandthuis (Casa de Rembrandt), donde vivió el pintor entre 1639 y 1658. En ella se han reproducido las habitaciones como eran en su época antes de que fuera subastada por insolvencia. En la última planta hay una exposición de sus aguafuertes. En esta zona, estaba el barrio judío histórico y se pueden ver diversas edificaciones como el Museo de Historia Judía, que ocupa el espacio de cuatro sinagogas de los S. XVII y XVIII, o la Sinagoga Israelo-Portuguesa. En esta zona también esta la Waterlooplein, plaza donde está el Ayuntamiento y donde se celebra un animado mercadillo a diario. Los Canales constituyen uno de los principales atractivos de la ciudad. La parte más interesante es la conocida como “Grachtengordel” (Cinturón de Canales). Son cuatro canales concéntricos situados al oeste y al sur del casco antiguo, construidos en los S. XVI y XVII. Son de dentro a afuera, el Singel, el Herengracht (de los Caballeros), el Keizersgracht (del Emperador) y el Prinsengracht (del Príncipe). En el S. XVII, el cinturón de canales se amplió hacia el este hasta llegar al río Amstel. La mayoría de las casas que los bordean se construyeron en los S. XVII y XVIII, con elevados hastiales, muy diversos en formas, de los que sobresale una viga con polea para subir los muebles que no cabían por las estrechas escaleras interiores. En el Singel, en su parte sur, está el Mercado de las Flores. Es un espectáculo ver los distintos puestos con su gran colorido que se instalan en embarcaciones o junto al canal. Se puede comprar flores, bulbos o adornos. Lleva funcionando desde el S. XIX.  En su cercanía, la Rembrandtsplein, es una plaza con bastantes restaurantes y cafés, donde hay un monumento a Rembrandt con una reproducción de la famosa “Ronda de Noche”. El Herengracht es el que tiene las edificaciones más bellas. En el Keizersgrancht destaca el nº 672, donde se ubica el Museo Van Loon, que es un palacete donde habitó el pintor Ferdinand Bold. Y en el Prinsengracht está la Westerkerk (Iglesia del Oeste), del S. XVII, renacentista, con un alto campanario; su interior es bastante sobrio y en él está enterrado Rembrandt, aunque se desconoce el lugar exacto. También está en este canal la Casa de Anna Frank, famosa por la descripción que hace en su diario Ana, a la edad de 13 años, durante la ocupación alemana. La casa es sobre todo un homenaje a ella y a los judíos que sufrieron la persecución nazi. Otro atractivo canal es el Reguliersgracht, abierto en el S. XVII, y desde el que hay una de las mejores vistas de los canales desde la zona de Kerkstraat.   Una atractiva manera de ver los canales y las construcciones de sus orillas es el Paseo en barco. Con una duración de una hora recorren los lugares más interesantes de varios canales, con explicaciones en cuatro idiomas. Funcionan todo el año, con mayor frecuencia en los meses de verano. Otras zonas La Zona de los Museos está situada al suroeste de la ciudad,  más allá del Cinturón de Canales.  El Rijksmuseum (Museo Nacional) fue el primer museo público de arte, creado en La Haya y trasladado por Luis Bonaparte a Ámsterdam. Para albergar una colección cada vez más importante, se construyó el edificio actual a finales del S. XIX, pero a pesar de las adaptaciones llevadas a cabo en el S. XX, se había quedado pequeño e inadecuado, por lo que se inició un proyecto de rehacerlo adecuándolo a los requerimientos del S. XXI. Las obras se iniciaron en el 2003 y está previsto que finalicen en 2013. En el Museo, la colección más importante es la de Pintura Holandesa del Siglo de Oro (S. XVII), aunque hay otras destacadas colecciones de pintura y artes decorativas. Mientras duran las obras, se ha abierto en el Ala Philips la colección denominada “The Masterpieces” (las obras maestras) que expone las obras más destacadas en pintura y artes aplicadas.  El Museo Van Gogh exhibe las pinturas y dibujos de este artista en un edificio moderno; también hay obras de otros artistas contemporáneos suyos. En esta zona está asimismo el Stedelijk Museum (Museo Municipal), que alberga obras de pintores modernos y contemporáneos. En la Zona del Puerto hay otros dos museos interesantes: el Nederlands Scheepvaartmuseum (Museo de Historia Marítima de los Países Bajos), ubicado en un antiguo arsenal del S. XVII construido sobre 18.000 pilares. Muestra colecciones relacionadas con la navegación y algunos barcos amarrados en el embarcadero como el Ámsterdam. El Nemo es un museo interactivo de la ciencia, construido en un original edificio que semeja el casco de un barco. Desde su terraza hay una buena vista de la ciudad. Otros barrios interesantes son: Jordaan, al oeste de la ciudad, construido en el S. XVII y en el que vivía inicialmente gente humilde, se ha convertido en el S. XX en un barrio pintoresco de artistas y estudiantes en el que destacan el Brouwersgracht (Canal de los Cerveceros), el Bloemgracht (Canal de las Flores) y el Egelantiersgracht (Canal del Escaramujo),  con antiguos almacenes, tiendas de distintos gremios y bellas fachadas. Y De Pijp, situado al sur, es un barrio del S. XIX construido en una isla y unido a la ciudad por 16 puentes. Se ha convertido en un barrio cosmopolita con tiendas, restaurantes y cafés, en el que está la Cervecería Heineken, que tiene visitas guiadas.    Una visita muy típica es a los Molinos, de los que hay varios alrededor de la ciudad.  La mayoría están cerrados al público, salvo en el Día Nacional del Molino, que se celebra cada año, pero es posible visitar uno de ellos,  el Molen van Sloten (Molino Sloten), que fue originalmente construido en el S. XIX y ha sido reconstruido. Se presenta allí un audiovisual sobre la vida de Rembrandt dado que venía de una familia de molineros. Si se quiere ver más, el sitio donde hay que ir es el Zaanse Schans, museo al aire libre a las afueras de Ámsterdam, donde hay 8 molinos, y a 15 minutos caminando se halla el Museo de los Molinos.  Para visitar la ciudad, y sobre todo, si se piensa entrar en los principales monumentos y museos, es interesante comprar la tarjeta “I amsterdam”, que ofrece entrada gratuita a 50 lugares, transporte gratuito en la ciudad, el paseo en barco por los canales, algunos descuentos y una guía de bolsillo. Hay 3 modalidades por 24, 48 y 72 horas.  

Lugares de interés (331)
Hoteles (1140)
Gastronomía (2126)
Compras (22)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí