encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers que quieren ir a Varsovia


Troovelers que han estado en Varsovia

Varsovia

Descripción

La ciudad de Varsovia se ubica en la región Mazovia de Polonia. Destaca por sus diversos lugares de entretenimiento, sus edificios de valor arquitectónico y monumentos, y sus museos y oferta cultural.

Para quienes prefieren las zonas de ocio y entretenimiento tienen un lugar de visita obligatoria para turistas como City Zoo, un lugar de interés cultural como Femina Cinema, entornos paisajísticos como Parque Lazienki, Saxon Gardens (Ogrod Saski) y Botanical Gardens (Ogrod Botaniczny), y un lugar de actividades artísticas como Teatr Wielki-National Opera.

Los apasionados por la arquitectura y los monumentos podrán contemplar centros de educación como Copernicus Science Centre, University of Warsaw Library y University of Warsaw (Uniwersytet Warszawski), lugares de visita obligatoria para turistas como Jewish Cemetery (Cmentarz Zydowski), Palacio de la Cultura y la Ciencia (Palac Kultury i Nauki) y Powazki Cemetery, lugares de interés cultural como Tomb of the Unknown Soldier (Grob Nieznanego Zolnierza), Castillo Real y Monument to the Warsaw Uprising Fighters, un lugar de actividades deportivas como Polish Armed Forces Stadium PEPSI Arena, y un lugar de actividades artísticas como Amphitheatre - Lazienki Park.

Quienes adoren los museos y el mundo de la cultura podrán ver lugares de interés cultural como Varsovia, Varsovia y Gestapo Headquarters Museum.

Leer más Ocultar

Guías de viaje de Varsovia

1 día
4 poblaciones
Angeles Carrasco Angeles Carrasco
4 días
22 lugares de interés
Gustavo Pascual Gustavo Pascual

Varsovia (en polaco: Warszawa, Alfabeto Fonético Internacional: [varˈʂava]) es la ciudad más grande de Polonia, y la capital del país desde el año 1596, cuando el rey Segismundo III Vasa la trasladó desde Cracovia. Varsovia es también la sede del Presidente de la República, del Parlamento y del resto de las autoridades centrales. Cuenta con una población de 1.711.324 habitantes (junio de 2012), lo que la convierte en la novena ciudada más poblada de la Unión Europea, y que posee unos 2,785 millones en su área metropolitana.


En el centro urbano de la ciudad nos encontramos con el Palacio de la cultura y la ciencia, el cual fue un regalo de la URSS al pueblo de Varsovia. También podremos visitar la sinagoga Nozyk, única sinagoga activa en Varsovia y que fue utilizada como almacén por los nazis en la II Guerra Mundial. Recomendamos visitar el lugar donde se encontraba el gueto judío, desde el que se deportaron a 300.000 personas al campo de exterminio de Treblinka. Nos impresionó mucho la zona, ya que aún quedan edificios con las ventanas tapiadas y con los agujeros producidos por la metralla y que te trasladan al escenario en el que sufrieron y murieron tantas personas. También en esta zona podremos hacer unas compras en los grandes almacenes situados en la estación central, los cuales están repletos de las más conocidas marcas internacionales y que permanece abierto todos los días de la semana. A las afueras de esta zona se encuentra el parque Lazienki en el que no podemos perdernos el monumento a Chopin, el invernadero antiguo y el nuevo, el templo de la Sibila, el teatro de la Isla y, como no, el romántico Palacio sobre el Agua, antigua residencia estival de los reyes polacos, y todo ello rodeado de suntuosos jardines y una espela vegetación.
Uno de nuestros itinerarios preferidos es la Ruta Real, que discurre a través de la calle Krakowskie y en donde descubrimos extraordinarios edificios, iglesias reconstruidas, gran cantidad de bares, restaurantes, cafés y todo ello en un entorno ajardinado y dinámico. Éste es uno de los lugares más animados de la ciudad, ya que en él se encuentra la Universidad de Varsovia y la Academia de Bellas Artes. Destaca la estatua de Copérnico, personaje polaco; la iglesia de la Santa Cruz, donde está el corazón de Chopin; la iglesia de la Visitación, la cual fue de las pocas que se salvaron de los bombardeos. Es en este itinerario donde se encuentra el Palacio Namiestnikowski, de estilo neoclásico y residencia actual del Presidente.
Nada más entrar en Varsovia me recordó a los años ochenta en España, las casas eran bastante antiguas y tenía un aspecto bastante pobre, pero solo fue la primera sensación de los barrios de la periferia, ya que en el centro de la ciudad nos esperaba una grata sorpresa. Varsovia quedó prácticamente derruida en su totalidad por los bombardeos nazis durante la II Guerra Mundial, afortunadamente, la ciudad fue reconstruida y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por eso nos da la sensación de estar en una ciudad nueva. Nos alojamos en un céntrico hotel, desde el cual podíamos ir a pie a todos los lugares más emblemáticos de la ciudad. Se divide en tres zonas, la Ciudad Vieja, la Ruta Real y el centro urbano o Ciudad Nueva. Uno de los elementos más importantes de la ciudad es el río Vístula que pasa por ella y realza su belleza. Empezamos nuestro recorrido por la ciudad Vieja, caminando por la calle principal, desembocas en la columna de Segismundo, que es el monumento laico más antiguo de Varsovia y si avanzamos un poco más, en la misma plaza, a la derecha se encuentra el Castillo Real, al que recomendamos su visita, puesto que fue reconstruido en los años setenta y en el que se pueden apreciar las dependencias reales y el mobiliario en perfecto estado. Adentrándonos por las calles del centro, descubrimos la catedral de San Juan, la cual, tras ser destruida por las bombas, fue nuevamente restaurada en estilo gótico, y junto a ésta se encuentra el santuario de Nuestra Señora de la Merced, patrona de Varsovia. En el centro de este casco antiguo, nos encontraremos con la plaza de la Ciudad Vieja lugar en el que encontraremos ambiente y bullicio durante todo el día y parte de la noche. En esta plaza también nos encontramos con una estatua de la Sirena, símbolo de Varsovia. Otra de las iglesias que nos encontramos en esta parte de la ciudad es la iglesia de San Martín, en la que apreciaremos un crucifijo con un fragmento de una figura de Cristo incendiada en 1944. En el otro extremo de la parte antigua se encuentran la barbacana y las murallas. Varsovia, afortunadamente, conserva gran parte de las murallas de la época medieval. La ciudad estaba rodeada por una doble circunvalación con bastiones y torres; la barbacana es la fortificación más antigua y se levantó para defender la puerta de la parte norte. Tras la II Guerra Mundial, estos monumentos fueron reconstruidos. En esta zona paramos en un restaurante llamado Podwale 25, situado en la calle de la que recibe el nombre; los platos son variados y las raciones enormes, abunda la carne y los precios son ridículos, alrededor de 4 euros el plato, al cambio, puesto que la moneda es el zloti polaco.

Lugares de interés (410)
Hoteles (580)
Gastronomía (1471)
Compras (20)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí