encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers destacados

Yamoussoukro

Descripción

La población de Yamoussoukro se ubica en la país Costa de Marfil de África.

Leer más Ocultar

Yamusukro (en francés: Yamoussoukro) es la capital de Costa de Marfil, situada junto al lago de Kossou, un embalse artificial construido sobre el río Bandama. Es desde 1983 la capital administrativa del estado en sustitución de Abiyán, situada a 240 km al sur, que continúa siendo no obstante la ciudad principal y la que concentra la actividad económica del país. Está dividida en 169 barrios.


Si hay un lugar del mundo que los amantes de los lugares estrafalarios adorarán inmediatamente ese es Yamusukro, la capital de Costa de Marfil. Todo en Yamusukro es peculiar, incluso como capital del país. No hay en ella embajadas, ni ministerios, ni tampoco una actividad comercial significativa (radicada principalmente en la ciudad más poblada de Costa de Marfil, Abiyán, que fue la capital administrativa hasta 1983). Ni tan solo es la ciudad más poblada del país, sino que se encuentra en la cuarta posición. Inmensas avenidas que terminan en la selva, autopistas de ocho carriles sin apenas tránsito rodeadas de miles de farolas que iluminan la nada en su estado más puro y edificios que recuerdan a la arquitectura soviética más megalómana y que jamás imaginaríamos en una capital africana, conforman uno de las ciudades más peculiares de toda África y quizás del mundo. El icono de la capital marfileña, como no podría ser de otra forma, también es notablemente peculiar. Se trata de la inmensa Basílica de Nuestra Señora de la Paz, que en la actualidad es uno de los templos católicos más grandes del mundo e, indiscutiblemente, la iglesia más grande de todo el continente africano, con capacidad para albergar hasta dieciocho mil fieles. El diseño de la Basílica estuvo a cargo del arquitecto y escultor libanés-marfileño Pierre Fakhoury y pese a sus enormes dimensiones fue construida en el tiempo record de tres años, a finales de los años ochenta. Una vez terminada la construcción, el Vaticano se negó a aceptarla debido a la ostentosidad de la construcción, especialmente teniendo en cuenta la situación económica y social del país, pero finalmente se llegó a un acuerdo mediante el cual el gobierno de Costa de Marfil se comprometía a construir una Universidad Católica y un hospital junto a la Basílica. La primera piedra del hospital fue colocada por Juan Pablo II, pero hasta la actualidad las promesas no han sido llevadas a cabo y la piedra continúa, solitaria, en el mismo lugar donde la puso el Papa. Tanto la Basílica de Nuestra Señora de la Paz como la mayoría de los edificios más característicos de la ciudad fueron parte del plan elaborado por el antiguo presidente de Costa de Marfil, Felix Houphouet-Boigny, quien se empeñó a toda costa en convertir su ciudad natal, una pequeña localidad agrícola, en la reluciente capital del país, consiguiéndolo ni tan solo a medias. El mismo Houphouet-Boigny invirtió de su propio bolsillo la nada despreciable cifra de trescientos millones de dólares para la construcción de la basílica. Otras de las edificaciones más notables de la ciudad, también construidas en la misma época y con el mismo particular gusto estético, son el antiguo Palacio Presidencial, la Fundación Félix Houphouet-Boigny, el Palacio de Invitados y una imponente mezquita. Yamusukro, debido a su algo forzada capitalidad y a su céntrica posición es uno de los principales nudos de comunicación del país, contando con uno de los dos aeropuertos internacionales de Costa de Marfil y numerosas conexiones en líneas regulares de autobús con Abiyán, situada a algo más de doscientos kilómetros, y otras poblaciones marfileñas.

Lugares de interés (0)
Hoteles (3)
Gastronomía (5)
Compras (2)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí