encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers que han estado en Caracas

Caracas

Descripción

La ciudad de Caracas se ubica en la país Venezuela de América del Sur. Destaca por sus edificios de valor arquitectónico y monumentos, sus museos y oferta cultural, y sus diversos lugares de entretenimiento.

Los apasionados por la arquitectura y los monumentos podrán contemplar centros de educación como Biblioteca Nacional de Venezuela y El Palacio de Las Academias, lugares de visita obligatoria para turistas como Ciudad Universitaria de Caracas, El Capitolio Nacional y Palacio de la Gobernacion, lugares de interés cultural como Arco de la Federacion, La Mezquita de Caracas y Catedral Metropolitana de Caracas, y un lugar de actividades artísticas como Teatro Teresa Careno.

Quienes adoren los museos y el mundo de la cultura podrán ver lugares de interés cultural como Museo de los Ninos, Casa Natal & Museo Bolivar y Quinta De Anauco.

Para quienes prefieren las zonas de ocio y entretenimiento tienen entornos paisajísticos como Parque del Este, Hacienda Floresta y Jardín Botánico, y un lugar de actividades artísticas como Río Teatro Caribe.

Leer más Ocultar

Guías de viaje de Caracas


Caracas, fundada con el nombre de Santiago de León de Caracas, es la ciudad capital de la República Bolivariana de Venezuela, así como el principal centro administrativo, financiero, político, comercial y cultural de la nación. Se encuentra ubicada en la zona centro-norte costera del país, a unos 15 km de la costa del mar Caribe y se sitúa dentro de un valle montañoso a una altitud promedio de 900 msnm. El Parque Nacional Waraira Repano, conocido como el cerro Avila, es su mayor pulmón vegetal y es el accidente geográfico que separa la ciudad del litoral central, con el cual se conecta a través de la autopista Caracas-La Guaira, que conduce al estado Vargas así como al principal aeropuerto internacional y al segundo puerto del país a orillas del mar Caribe.


La gente que nunca ha estado en Caracas podría decir muchas cosas malas basándose en lo que los telediarios describen acerca de su convulsa situación política y preocupante inseguridad. Pero habiendo vivido por veinte años allí antes de mudarme a Madrid, y teniendo familia y amigos a los que procuro seguir visitando, puedo decir sin temor que Caracas es una ciudad espectacular, una que a las faldas de una cordillera con picos de hasta tres mil metros es capaz de reunir en un solo lugar urbanidad, naturaleza exuberante y gente con una personalidad única. El Parque Nacional El Ávila, sistema montañoso en cuyo valle fue fundada la ciudad, es el pulmón de los caraqueños, está lleno de senderos en los que la mayoría de los locales se pasan los domingos haciendo footing, tomando un helado o maravillandose ante la vista sobre la ciudad que se aprecia, cosa que los más perezosos pueden lograr igualmente subiendo en teleférico. El Parque del Este y el de Los Caobos son sendos emplazamientos naturales ubicados a los lados de una autopista que atraviesa la ciudad de Este a Oeste, y cuentan con, aparte de sus grande espacios para que niños y adultos corrran detrás de un balón o un disco, particularidades como esculturas, zonas de zoo, un trenecito para darle la vuelta, la maqueta de una de las caravelas de Colón a escala real, un museo de ciencias y uno de bellas artes. Pero Caracas no es un emplazamiento salvaje de pura naturaleza que da al Mar Caribe. Cerca. Una autopista conecta la ciudad con la playa en media hora. Caracas posee un estilo urbanístico muy propio, a veces casi anárquico, pero que es todo un reflejo de las zonas donde se da y de su gente. El municipio Chacao es el distrito financiero, con rascacielos de ventanales gigantescos, edificio con un hall interno hueco, aceras anchas y transitables y hasta pasos de cebra diseñados por Carlos Cruz-Diez por el que caminan desde banqueros hasta vendedores ambulantes. El centro de la ciudad presenta recuerdos de la ciudad colonial, con su gran catedral, la plaza que apenas ha cambiado en doscientos años y caserones otrora residencia de los españoles que hacían negocios en las indias, hoy convertidos (o expropiados) en oficinas gubernamentales, por la cual pululan adeptos al gobierno con sus camisetas rojas y uno que otro turista. En la periferia los famosos cinturones marginales de pobreza, nada recomendable para ir a visitar, pero una vista nocturna formada por millones de pequeñas bombillas que le da a la ciudad un aire casi mágico. Unos cuantos centros comerciales enormes, con diseños innovadores, el Tetaro Teresa Carreño, joya de la aqruitectura y la acústica, el gigante complejo de la Ciudad Universitaria, declarado patrimonio mundial por la UNESCO, las mansiones de las urbanizaciones del Este, los garitos para ir a bailar salsa, el largo Paseo Los Próceres para ir a patinar, el estadio de béisbol donde se reúne gran parte de la población cuando juega el equipo local, Los Leones, el pueblo del Hatillo, con pequeñas casa de una sola planta y pintadas con extravagantes colores... La verdad es que Caracas es una ciudad donde es imposible aburrirse, donde perderse al no poder ubicar fácil qué lugar tan extraño es, y donde olvidarse de lo que dice el telediario y pasársela bien con lo más bello que tiene: su gente.

Lugares de interés (34)
Hoteles (50)
Gastronomía (221)
Compras (5)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí