encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers destacados

Parnu

Descripción

La ciudad de Parnu se ubica en la país Estonia de Europa. Destaca por sus diversos lugares de entretenimiento, y sus espacios naturales.

Para quienes prefieren las zonas de ocio y entretenimiento tienen un lugar de interés cultural como Blacksmiths Shop, entornos paisajísticos como Parnu Beach Promenade y Herb Garden on Tamme Farm, un lugar de actividades acuáticas como Tervise Paradiis Water Park, lugares de actividades deportivas como Parnu Beach Playground y Vallikaar Playground, y un lugar de actividades artísticas como Endla Theatre.

Leer más Ocultar

Guías de viaje de Parnu

4 días
23 lugares de interés
Ernesto Herrera Ernesto Herrera

Pärnu (en alemán: Pernau; en ruso: Пярну, y anteriormente Пернов) es una ciudad a orillas de la bahía homónima, la cual forma parte del mar Báltico, al suroeste de Estonia. Es un popular destino turístico, con muchos hoteles, restaurantes y amplias playas. El Río Pärnu atraviesa la ciudad. Una de sus principales infraestructuras de transporte es el Aeropuerto de Pärnu.


En el litoral sudoeste de Estonia se sitúa la bella ciudad de Parnu, con una población cercana a los 45.000 habitantes. Es un destino turístico muy popular, con una amplia oferta de alojamiento hotelero y con buenos servicios para los visitantes, que dispone de excelentes playas bañadas por el mar Báltico en el Golfo de Riga. Fundada por el obispo de Osel Wiek en el año 1251, ha sido ocupada por polacos, suecos, alemanes y rusos, y en el año 1710 entró a formar parte del imperio ruso. Tras la primera guerra mundial, en 1918 ya pasó definitivamente a formar parte de la Estonia independiente. La ciudad tiene un enorme prestigio internacional por sus instalaciones balnearias, con sus reconocidos baños de barro, saunas, y sus tratamientos de hidroterapia, aromaterapia, masajes laser, electroterapia, y otros muchos, con reconocidas propiedades para transtornos de las articulaciones, molestias y dolores derivados de la columna vertebral, disfunciones del sistema nervioso y dolencias ginecológicas. Los lodos y barros del Mar Báltico que se encuentran en  las playas de Parnu tienen propiedades beneficiosas para la artritis, la artrosis y otras enfermedades muy habituales en personas de edad avanzada, lo que ya era conocido y empleado desde hace miles de años, pero que se hizo popular desde que en el año 1837 se levantaron las primeras casetas de madera frente al mar para estos tratamientos.  Casi cien años después, en 1927, se convirtió en un edificio de piedra, que posteriormente se ha ido ampliando hasta convertirse en las modernas instalaciones actuales, que disponen de piscinas, muchas salas de tratamiento y más de cien habitaciones para alojamiento. Las playas son muy amplias, con extensas áreas de finas arenas blancas, franqueadas por un agradable paseo marítimo y cuidadas zonas ajardinadas. Los paseos frente al mar son muy concurridos y reflejan muy bien el tranquilo estilo de vida de las gentes de la ciudad. En verano también existe una abundante presencia de viajeros procedentes de Suecia, Rusia y Alemania. El centro histórico de la villa es encantador, compuesto de tranquilas calles peatonales con antiguas casas tradicionales, y mantiene su estructura medieval. Esta zona ofrece un ambiente muy agradable, con pequeñas tiendas de artesanía y recuerdos, muchos restaurantes de gastronomía local y bonitas terrazas. También se pueden ver muchas villas de lujo en el entorno, propiedad de adinerados veraneantes. Un recorrido atractivo es el que transcurre por las orillas del rio y por los antiguos puentes que comunican las dos partes de la ciudad. Existen barcos que ofrecen tours por el rio a precios moderados, que permiten apreciar el ambiente nocturno y disfrutar de preciosas  vistas de sus edificios iluminados. El interesante Museo Parnu dispone de unas excelentes colecciones que muestran de una manera muy amena y didáctica la historia de la región desde la Edad de Piedra hasta épocas recientes. En una de las salas se puede observar una reproducción a tamaño real de una vivienda típica durante los siglos de pertenencia al imperio ruso. La Iglesia Ortodoxa del Señor es un claro ejemplo de la arquitectura durante la ocupación rusa, construida en el año 1904 en el estilo clásico ruso, de ladrillo rojizo, con numerosas torres de distintos tamaños, con planta en forma de cruz. La Torre Roja es el edificio más antiguo de la ciudad, construido en el siglo XV, para defensa y vigilancia de la región. 

Lugares de interés (69)
Hoteles (177)
Gastronomía (86)
Compras (1)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí