encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers destacados

Klaipeda

Descripción

La ciudad de Klaipeda se ubica en la país Lituania de Europa. Destaca por sus espacios naturales, sus diversos lugares de entretenimiento, y sus museos y oferta cultural.

Para quienes prefieren las zonas de ocio y entretenimiento tienen entornos paisajísticos como Curonian Spit / Kursiu Nerija National Park y Martynas Mažvydas Sculpture Park, y un lugar de actividades artísticas como Music theatre.

Quienes adoren los museos y el mundo de la cultura podrán ver lugares de interés cultural como Lithuanian Sea Museum, Clock and Watch Museum y I. Simonaitytės memorialinis muziejus.

Leer más Ocultar

Guías de viaje de Klaipeda


Lituania es ese gran desconocido que tanto tiene que ofrecer desde su ubicación al nordeste de Europa. Bañada en gran parte por el Mar Báltico, limitan sus fronteras con Letonia, Polonia, Rusia y Bielorrusia, con los que comparte no sólo tradiciones e historia, sino una gastronomía bastante popular. Lituania se conjuga como un país con grandes terrenos boscosos (casi un 30%) así como diversos lagos, que forman en conjunto hermosos parajes naturales que cubren de verde el país. La riqueza natural y cultural de Lituania hace que este sea un destino turístico muy valorado, con calles bohemias y con una población que ofrece una hospitalidad y una calidez propia de los países del mediterráneo. Es Klaipeda la tercera ciudad en importancia del país en cuanto a sus tareas administrativas y al número de personas que lo habitan, aunque se erige como la ciudad portuaria más importante y va camino de convertirse en el puerto más importante de toda la zona báltica, pues es el único que no se hiela durante el invierno y está operativo todos los días del año. Basa su economía en el turismo y, sobre todo, en la importación y exportación que se lleva a diario en el muelle y por donde entran los productos que luego se distribuyen al resto del país. Sin embargo, el interés que despierta tanto en lituanos como en extranjeros no le ha hecho perder ese aura de humildad que porta su gente, trabajadora y orgullosa de su Puerto. En Klaipeda confluye el  buen clima (temperaturas mucho más suaves que en las ciudades del interior) y la Historia, que se deja ver, todo enmarcado en la actividad y el frenesí del trabajo duro que implica la presencia del puerto. El casco histórico de la ciudad o Ciudad Vieja, superviviente de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, aún conserva pequeñas casitas originarias de los siglos XVIII y XIX, con una inmensa influencia alemana en la arquitectura de las mismas, de estilo modernista fusionado con fachtwerk (paredes lisas blancas con tablones de madera oscura “bordando” la fachada). Están realizadas básicamente en madera, que aísla del frío en invierno y recubiertas de piedra, que ofrece frescor en verano, además de mantener las viviendas alejadas de los incendios. En el paseo, encontraréis el museo de relojes, la antigua Oficina de Correos o el Parque de las Esculturas, dignos los tres de algo de tiempo y alguna que otra fotografía. A las afueras de esta zona, la Plaza del Teatro, que es un recurrente punto de encuentro. Para los amantes de los animales, el lugar indicado se encuentra en el Museo-Acuario en la fortaleza de Kopgalis, donde con frecuencia se realizan espectáculos con delfines y leones marinos que hacen las delicias de pequeños y grandes, lituanos y extranjeros. ¿Qué comprar en Klaipeda? El suvenir por excelencia en los países del Báltico son las matruscas, también conocidas como muñecas rusas, que forman un bonito conjunto de muñequitas de madera huecas de diferentes tamaños, que se van insertando una dentro de otra hasta que sólo queda una, la más grande. Las hay de diferente calidad, diferentes diseños y colores y, aunque de una calidad variable, son siempre un recuerdo entrañable o el regalo perfecto. Además, igualmente típicos, aunque aún más importante para la economía del país, son los objetos realizados en ámbar, normalmente convertidos en joyas que son de una calidad excelente y que cuenta con una tradición bastante antigua. La gastronomía lituana tiene bastantes similitudes con las del resto de los países del Báltico y en sus platos se utiliza, sobre todo la patata como ingrediente principal, así como también es muy frecuente utilizar remolacha, cebada, setas y, en general, verduras de hojas verdes, así como productos lácteos, pescados y mariscos en general. Suelen ser comidas muy calóricas, pues no podemos olvidar que las temperaturas en este país suelen ser bastante bajas y que mediante la ingesta de alimentos grasos, ayudamos a calentar el cuerpo. Algunos de los platos más típicos son: Cepeliani, el plato nacional, que consiste en una masa hecha a base de patatas y que suele cocinarse rellenándola con trozos de queso, carne  o setas, todo ello aderezado con una salsa realizada con mantequilla, cebolla y panceta; vedarai, salchichas de patata; pescado con salmón o arenques, acompañado (¡cómo no!) con patata; kepta duona, pan frito que se acompaña con salsa de queso y ajo. De postre, siempre sakotis, un muy famoso pastel que tiene forma de abeto o riquísimos buñuelos fritos. Para beber, lo más típico es el gyra, un vino realizado a base de pan con una carga alcohólica muy baja o el stakliskes, un licor realizado con miel. Para comer, el buque “La Meridiana”, es una muy buena opción. La calidad de sus platos y las vistas, pues se encuentra atracado en el río Dane, lo ha convertido en uno de los restaurantes más concurrido de Klaipeda. Para terminar, es aconsejable que no olvides beber siempre agua embotellada, así como no tomar bebidas con hielo o zumos hechos con agua. Y lleva a mano los datos de la Embajada Española en Lituania (Algirdo, 4 - Vilnius) y/o el teléfono en caso de urgencias (+370 5231 3960, +370 5231 3961). ¡Buen viaje!

Lugares de interés (30)
Hoteles (93)
Gastronomía (58)
Compras (1)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí