encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers destacados

Irkutsk

Descripción

La ciudad de Irkutsk se ubica en la país Rusia de Europa. Destaca por sus edificios de valor arquitectónico y monumentos, sus museos y oferta cultural, y sus diversos lugares de entretenimiento.

Los apasionados por la arquitectura y los monumentos podrán contemplar lugares de interés cultural como Epiphany Cathedral, Holy Cross Cathedral y Znamensky Monastery, y lugares de actividades artísticas como Irkutsk Academic Drama Theater, Okhlopkov Drama Theater y Zagursky Musical Theater.

Quienes adoren los museos y el mundo de la cultura podrán ver lugares de interés cultural como Clock Museum, Irkutsk Regional Art Museum (V. P. Sukachev) y Irkutsk Regional Memorial Decembrists Museum, Volkonsky House, y un lugar de actividades artísticas como Art Exhibit Hall - Bratsk Joint City History Museum Branch.

Para quienes prefieren las zonas de ocio y entretenimiento tienen lugares de actividades artísticas como Cheremkhovo Drama Theater, Aistenok Irkutsk Regional Puppet Theater y Theater for Young Spectators.

Leer más Ocultar

Guías de viaje de Irkutsk


Irkutsk (en ruso: Иркутск) es una ciudad y centro administrativo del óblast de Irkutsk en Rusia. Fue fundada en 1661 y recibió la categoría de ciudad en 1686. Es una de las ciudades más pobladas de Siberia con 587.200 habitantes (censo 2010), así como un importante centro económico, político, militar y sede de una diócesis de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Está conectada con Moscú por una red ferroviaria de 5.185 km. Está situada en las dos riberas del río Angará, que es, a su vez, tributario del Yeniséi. Al sur se encuentra el lago Baikal.


Para los viajeros amantes del frío y los paisajes esteparios, la ciudad rusa de Irkutsk puede ser un buen plan. Capital de la Oblast o provincia rusa del mismo nombre, esta ciudad, con algo más de medio millón de habitantes, es una de las más importantes de la vasta y fría región de Siberia, en Rusia. Situada cerca de la frontera con China Fundada en 1686 por los cosacos, que aprovecharon un pequeño asentamiento comercial para el tráfico de pieles creado por Iván Pojábov en 1652, la ciudad pronto se desarrolló comercial e industrialmente gracias a la explotación de oro y del marfil de los mamuts que el deshielo iba descubriendo para los pueblos siberianos. Con el paso de los siglos, ya en el XIX y a pesar de que las comunicaciones no eran buenas –aún no existía el famoso tren de largo recorrido transiberiano– la ciudad se convirtió en una centro comercial importante aunque sufría de un alto grado de criminalidad. Durante este siglo también, la ciudad comenzó a albergar a artistas, intelectuales y aristócratas deportados por el Zar Nicolás I, debido a la rebelión de Diciembre de 1825. Debido a esto, la ciudad se convirtió en un centro intelectual muy importante que junto a la actividad comercial hizo de Irkutsk una población refinada y culta, herencia de la que disfruta hoy. La estructura de la ciudad, con calles amplias y bien adoquinadas hacía la vida de los rusos más fácil y pronto la población aumentó. Hasta que llegó el incendio de 1879 que destrozó gran parte de la ciudad, la cual fue reconstruida por los propios habitantes de la misma, casa por casa. Durante la Revolución Rusa de 1917, la ciudad presenció sangrientos enfrentamientos entre los defensores del tradicionalismo y el viejo sistema zarista y los bolcheviques liderados por Lenin. Tras la instauración del estado comunista, la ciudad se desarrolló rápidamente dados los importantes recursos naturales y energéticos de Siberia. Tras esta pequeña introducción histórica hay que destacar algunos lugares de interés para el viajero. Su complejo universitario es bastante notable. Fue inaugurada en 1918 y actualmente posee 10 facultades y 4 instituciones educativas albergando 18 mil estudiantes. Muchos de los edificios donde se encuentran las facultades datan del siglo XVIII y el XIX y cuentan con un gran valor arquitectónico e histórico, lo que hace de esta universidad un lugar muy interesante para el viajero. La ciudad también alberga el único jardín botánico de toda Siberia. Creado en 1941 para proteger las distintas especies de la zona, alberga alrededor de 3.000 taxones de distintas plantas además de bancos de semillas, 300 plantas herbáceas e incluso hierbas medicinales. Su ubicación está en la propia ciudad y es accesible al público. Otra atracción cultural y turística importante es el Museo Etnográfico de Arquitectura de Madera Taltzy, una imitación de una villa siberiana real, al estilo de las construcciones de madera del siglo XVII al XIX. La villa es bastante amplia y se entra a ella a través de una imponente torre de madera. En el interior, se puede conocer como era la vida en una villa de estas características hace siglos y montar a caballo o en carruaje. La ciudad ofrece otros lugares de interés. Aunque la era soviética dejó una arquitectura bastante simple y práctica, Irkutsk aún mantiene edificios antiguos típicos de la arquitectura rusa de siglos pasados, por lo que pasear la ciudad puede ser una buena actividad. Para llegar a Irkutsk existen dos formas: una, mediante avión desde otra ciudad rusa, y dos, algo más ardua pero que puede interesar al viajero más aventurero, es utilizar el transiberiano, lo cual ya es una aventura por sí misma. Eso sí, importante, las temperaturas en invierno alcanzan los 30º grados bajo cero, por lo que para viajar y disfrutar de esta ciudad rusa es mejor planificar el viaje a partir de primavera.

Lugares de interés (30)
Hoteles (86)
Gastronomía (30)
Compras (20)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí