encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers que quieren ir a Palma de Mallorca


Palma de Mallorca

Descripción

La ciudad de Palma de Mallorca se ubica en la isla Mallorca de Islas Baleares. Destaca por sus edificios de valor arquitectónico y monumentos, sus museos y oferta cultural, y sus diversos lugares de entretenimiento.

Los apasionados por la arquitectura y los monumentos podrán contemplar lugares de visita obligatoria para turistas como FundaciO La Caixa, Edifici Casasayas y monument al Rei en Jaume I, lugares de interés cultural como Catedral (La Seu), Castell de Bellver y Palau de l'Almudaina, y lugares de actividades deportivas como Estadi Lluís Sitjar, Iberostar Estadi y Estadi Balear.

Quienes adoren los museos y el mundo de la cultura podrán ver un lugar de visita obligatoria para turistas como Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, lugares de interés cultural como Es Baluard (Museu d'Art Modern i Contemporani), Poble Espanyol y Museu d'Art Espanyol Contemporani, Fundación Juan March, y un lugar de actividades artísticas como Fundació Pilar i Joan Miró a Mallorca.

Para quienes prefieren las zonas de ocio y entretenimiento tienen entornos paisajísticos como Playa Nudista El Mago y Ciudad Jardín, y lugares de actividades artísticas como Trui Teatre, Teatre Sans y Menta Disco.

Leer más Ocultar

Palma de Mallorca es un municipio y una ciudad española, capital de la isla de Mallorca y de la comunidad autónoma de las Islas Baleares. Es además sede del partido judicial número 3 de la provincia y de la diócesis de Mallorca. Está ubicada en la parte occidental del mar Mediterráneo y al suroeste de la isla de Mallorca, a unos 250 km al este de la península ibérica.


Palma de Mallorca, o la Vieja Palma, esconde en sus entrañas una Historia antigua y, a veces, olvidada. En el corazón del Mare Nostrum y acotado por murallas hasta principio del siglo XX, se encuentra el alma de Mallorca, el casco antiguo, que encierra la magia de los siglos y sus habitantes. La muralla ya no está, al menos en su gran mayoría (aunque quedan algunos vestigios, simbólicos) aunque sí se encuentran otras grandes edificaciones que no podemos pasar por alto. Para ver bien el casco antiguo, nada mejor que hacerlo a pie y, un día será suficiente si se aprovecha bien. La Catedral, también conocida como La Seu, es quizás, la imagen más representativa y más hermosa de la ciudad, sobre todo cuando cae la noche y todo se ilumina a su alrededor. No suele haber aglomeraciones de gente, excepto en verano, así que es aconsejable ir temprano. Enfrente, tenemos la Almudaina que no es un edificio, sino un conjunto de ellos. La que fue un alcázar árabe se componía de: el palacio real, encargado de todo lo relacionado con la justicia, funcionaba como cárcel, palacio de justicia, gobierno militar y, hoy día, es la residencia oficial de los reyes; la Capilla de Santa Ana; el Arco de las Atarazanas; el patio de Armas; la Torre del Ángel y los jardines de Short des Rei, en los que se puede entrar de manera gratuita. Los Baños árabes, de finales del s. X, pertenecieron a un noble musulmán.  Aunque son bastante famosos y están bien conservados, no tienen mucho que ver. Sin embargo, se encuentran relativamente cerca de la Almudaina y merecen la pena. Algo más alejado se encuentra el Castillo de Bellver, para mí, lo más hermoso de Palma junto a la Catedral. Es un castillo de planta circular que se levanta en lo alto de una colina de 160 metros, en el Puerto natural de Palma, Porto Pi. Aunque se construyó con la idea de usarlo como residencia oficial y reducto defensivo, se acabó empleando como cárcel la mayor parte del tiempo. Además del castillo en sí, las vistas que se ven de Palma y la bahía desde allí son inmejorables. Cuando cae la noche, nada apetece más, sobre todo en los meses de verano, que pasear por el Paseo Marítimo. Allí no sólo encontrarás  hermosas esculturas, además de yates de máximo lujo, sino la lonja que sólo se puede visitar cuando hacen exposiciones en su interior, donde de hecho se encuentra la parte más bella del edificio. Aún así, por fuera también merece la pena. Bastante cerca del Paseo, tienes la famosa playa de palma. La arena está cubierta de pinares y, lo que se desprende de ellos, es bastante incómodo si andas descalzo por ella. Sin embargo, la sombra es agradable en verano y la arena es fina y clara. A pesar del inconveniente, la playa merece la pena, además de estar céntrica y permitirte ir a pie si tienes el alojamiento en algún lugar del centro. Y enfrente, encontrarás muchas tiendecitas donde comprar toda clase de recuerdos, así como sombrillas y colchonetas de última hora, toallas y protección solar. Si te apetece, sin embargo, pasear o ir de compras por un centro comercial, lo mejor es ir al Porto Pi Centro Comercial donde además hay cafeterías para resguardarte en las horas de más calor. Sin embargo, si dispones de coche propio o alquilado (opción más que recomendable si quieres recorrer la isla), no puedes perderte la playa del Arenal, a 14 kilómetros de Palma, en la frontera entre ésta y Lluchmayor. En la gastronomía mallorquina, mediterránea por excelencia, destacan los siguientes platos: ensaimadas recién hechas, berenjenas o calamares rellenos de carne, caracoles como probablemente nunca antes hayas probado, el pa amb oli (rebanadas de pan con tomate, aceite de oliva y queso o chacina) y la paella, sin olvidarnos de la sabrosa sobrasada mallorquina.   ¡Buen viaje!

Lugares de interés (90)
Hoteles (140)
Gastronomía (611)
Compras (20)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí