encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers destacados

Pollensa

Descripción

La ciudad de Pollensa se ubica en la isla Mallorca de Islas Baleares. Destaca por su atractivo para todo tipo de turistas.

Los auténticos turistas no pueden pasar por alto un lugar de interés cultural como Puig de Pollença.

Leer más Ocultar

Pollensa (oficialmente y en catalán, Pollença) es un municipio de las Islas Baleares, España. Situado en la isla de Mallorca, es su territorio más septentrional, teniendo en frente por el este el municipio de Ciudadela, en la isla de Menorca. El nombre de Pollensa puede llevar a confundir esta localidad con la antigua ciudad romana de Pollentia (hoy Alcudia), que está considerada como una de las más antiguas y con mayor historia del Mediterráneo español, pues fue un importante puerto marítimo fenicio, cartaginés, griego, romano, musulmán y de la antigua corona de Aragón. Parece que fue en Pollentia donde se "inventó" la Toga Praetexta del Senado Romano. En Pollensa, en cambio, descansó Winston Churchill, se inspiró Agatha Christie y pasaba los veranos Peter Ustinov entre otros artistas.


La localidad de Pollença está en el extremo norte de la isla de Mallorca, a menos de 10 km. de la costa. Su denominación en español es Pollensa, y cuenta con una población muy próxima a los 17.000 habitantes permanentes. El casco antiguo conserva su estructura romana y medieval, formando un laberinto de estrechas calles peatonales que conviene recorrer pausadamente, observando las pequeñas tiendas típicas y las fachadas de antiguas viviendas. La plaza mayor es un lugar muy animado, lleno de terrazas de cafés. En ella se sitúa la Iglesia Parroquial del siglo XVIII, de un elegante estilo barroco clasicista, con  planta basilical cubierta mediante una amplia bóveda apuntada flanqueada por pequeñas capillas laterales. Contiene un interesante retablo barroco y bellas pinturas murales. En la plaza de la Almoina se puede ver la peculiar Fuente del Gall, del siglo XIX, que se ha convertido en uno de los símbolos de la población. En la calle Costa y Llobera se encuentra el Oratorio de Sant Jordi, una pequeña iglesia del siglo XVI que posee una destacada bóveda de crucería en la cubierta de su única nave. En la cercana calle de Jesús está el monumental Monti-sion, un convento del siglo XVIII que ocuparon los jesuitas hasta su expulsión de España. Cuenta con un bello claustro y una pequeña iglesia que atesora una rica decoración interior de estilo barroco francés. Uno de los lugares de mayor interés turístico y monumental de la localidad es el camino del  Vía Crucis, con una larga escalinata que conduce hasta la Capilla del Calvari ubicada en la cumbre de una colina, de estilo neogótico, que cobija una magnífica talla gótica de Cristo. El Puente Romano que une las dos márgenes del torrente de Sant Jordi es una construcción bien conservada que refleja los siglos de pertenencia al Imperio Romano. El clima es suave y agradable, con temperaturas invernales entre 5ºC y 15ºC, y temperaturas veraniegas que oscilan entre 15ºC y 30ºC. Las precipitaciones lluviosas son escasas, especialmente en verano. Estas condiciones climáticas resultan muy adecuadas para disfrutar de agradables estancias vacacionales en los meses de Mayo a Septiembre. En los alrededores de Pollença merece la pena visitar el Puerto de Pollença, con un elegante paseo marítimo y magníficas playas. También se puede visitar la Cala de San Vicente, que incluye un conjunto de encantadoras calas de aguas cristalinas, muy tranquilas, perfectas para nadar y pasar una jornada de playa. Este litoral  ofrece las condiciones idóneas para la navegación y los deportes acuáticos, como el windsurfing, la vela, el buceo y otros. Además en las proximidades se pueden ver las interesantes Cuevas de Alzineret, que contienen pinturas rupestres. El entorno natural de la ciudad es de una gran riqueza botánica, con extensos encinares, y abundancia de acebuches, jaras, palmitos, lentiscos y otras especies vegetales autóctonas. En cuanto a la fauna destaca la presencia de águilas pescadoras, buitres negros y halcones. La gastronomía típica de la zona es marcadamente mediterránea,  con platos tradicionales muy reconocidos, como las Sopes Mallorquines, el “arroz brut”, y las “coques de trempó”. En las recetas de pescado y marisco sobresalen los “molls”, los “cap-roig”, el arroz de pescado y la caldereta de langosta.

Lugares de interés (21)
Hoteles (210)
Gastronomía (60)
Compras (21)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí