encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers destacados

Hama

Descripción

La población de Hama se ubica en la país Siria de Oriente Medio - Norte de África. Destaca por su oferta de entretenimiento.

Para quienes prefieren las zonas de ocio y entretenimiento tienen un lugar de interés cultural como حديقة المغيلة.

Leer más Ocultar

Hama (en árabe: حماه, « Fortaleza ») es una ciudad de Siria central, a 50 km. de Homs y 150 km. de Alepo en el centro de Siria al norte de Damasco. Es la capital provincial de la gobernación de Hama, y está localizada en la histórica ciudad de Hamath. Tiene 696.863 habitantes. Es atravesada por el río Orontes (en árabe Nahr al-'Āṣī). Es la cuarta ciudad más grande de Siria luego de Damasco, Alepo y Homs.


Hama se encuentra entre Damasco y Alepo y sus tierras son regadas por el río Orontes, que están dedicadas en gran parte a la ganadería y sobre todo, la agricultura, la principal fuente de su economía y cuyos campos, que ocupan un tercio del territorio de la ciudad, están plantados la mayor parte del año. Lo cierto es que de sus campos sale más de la mitad de la producción de patatas y pistachos que se consumen en Siria. Hama es considerada la cuarta ciudad más importante de Siria que se conjuga como un lugar tranquilo, lleno de historia y tradición, con una población extremadamente entrañable y hospitalaria, que carga sobre la historia de su pasado con un trágico incidente que marcó la Historia de Siria para siempre: la pérdida de 25.000 vidas cuando el ejército decidió abatir el levantamiento de la Hermandad Musulmana por la fuerza, allá por 1982.   Su principal atracción turística son las norias de madera que se utilizaban ya por el año 1100 a.C. para regar los campos de siembra, lo que demuestra que la tradición agrícola en Hama es milenaria. Con un total de 17, son muchos los turistas que se desplazan desde ciudades cercanas sólo para admirar estas construcciones, algo totalmente comprensible, pues a su antigüedad se añade el tamaño de las ruedas, de 20 metros de diámetro y su buen estado de conservación. La Gran Mezquita es otro de sus atractivos, construida por los omeyas en el siglo VIII. Tiene un gran parecido con la Gran Mezquita de Damasco, salvando las distancias, y al igual que esta, fue construida sobre una iglesia que a su vez había sido levantada sobre un templo pagano. Destrozada en la masacre de 1982, el trabajo duro de los fieles de Hama ha logrado restaurarla y dejarla como antes de que todo ocurriera. A tan sólo 400 metros, al final de la avenida principal de la ciudad, cruzando el casco histórico y sobre una pequeña colina, se encuentra la Ciudadela, aunque poco de ella queda en pie. Sin embargo, las vistas que se obtienen desde su ubicación son muy bonitas.   Significativo es Beit al-Azem o el Palacio Azem, una construcción del siglo XVIII con un estilo arquitectónico árabe-romano. En él se distinguen claramente dos zonas: la zona privada o familiar, haramlek en la que un patio por donde entra luz está rodeado de habitaciones y la zona pública, selamlek. En el palacio, además, se encuentra el Museo de Tradiciones Folclóricas de Hama. Otro museo visitable y muy interesante es el Museo Arqueológico de Hama, que realiza un recorrido histórico de la ciudad basado en sus restos arqueológicos. Como en toda ciudad árabe con ciertas tradiciones e historia, hay zocos, en los que siempre hay vida y cuyas callejuelas se entrecruzan, zigzagzeando, llenas de puestos y tiendecillas. ¿Y qué comprar en Hama (o Siria, en general)? Especias puras es siempre mi mejor elección, sobre todo en una ciudad de agricultores como esta, pues son de una calidad y pureza excepcional. Otra opción es la adquisición de perfumes de aceite (sin alcohol), hena o artesanías en general. Y aquí, como en todos los países árabes, necesitareis dar uso al hermoso arte del regateo, si queréis pagar por vuestras compras un precio justo. La gastronomía siria se asienta sobre las bases de la dieta árabe más pura: tahina, un cocido hecho con cordero, tomates y cebollas, con un sabor agridulce muy intenso; humus, puré de garbanzos y tabulé que se come mojando en él pan árabe; faina, que es una curiosa tortilla de garbanzos o la famosa shawarma, pan árabe relleno de carne con algo de verdura y salsa. De postre, nada mejor que un trozo de baklava, masa horneada con frutos secos y azúcar. Como plato puramente sirio destacan los quesos de la región, baba ganoush, una pasta a base de berenjenas que se acompaña con pan árabe o arak, una bebida muy típica. Hay que hacer especial hincapié en que, si disfrutáis de alguna comida en compañía de autóctonos (o musulmanes) debéis comer con la mano derecha y nunca ofrecer alimento alguno con la izquierda, pues esto se considera una gran falta de educación. Hay que recordar que, para poder entrar en las mezquitas, se ha de vestir correctamente: los chicos, pantalón largo y las chicas deben cubrirse cabeza y hombros con un pañuelo (cualquier fular puede servir). Para terminar, es aconsejable que no olvides beber siempre agua embotellada, así como no tomar bebidas con hielo o zumos hechos con agua. Y lleva a mano los datos de la Embajada Española en Siria (Shafi Street – Mezzeh East – 392, Damasco) y/o el teléfono en caso de urgencias (+963 11 613 29 00/01/02/03). ¡Buen viaje!

Lugares de interés (8)
Hoteles (3)
Gastronomía (4)
Compras (1)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí