encuentra tu hotel

Buscar hotel

Troovelers que han estado en Hammamet

Hammamet

Descripción

La ciudad de Hammamet se ubica en la país Túnez de Oriente Medio - Norte de África. Destaca por sus diversos lugares de entretenimiento, sus espacios naturales, y su atractivo para todo tipo de turistas.

Para quienes prefieren las zonas de ocio y entretenimiento tienen un lugar de visita obligatoria para turistas como Zizou Paintball Club Hammamet, entornos paisajísticos como Hammamet Beach y Hasdrubal Thalassa And Spa, y un lugar de ocio como Sinbad Hotel Bar.

Los amantes de los bellos paisajes y la naturaleza podrán disfrutar en entornos paisajísticos como Hotel Yasmine Beach, Hotel Basen Bahia Beach y Carribean world venus beach, y un lugar de ocio como Beach bar.

Los auténticos turistas no pueden pasar por alto un lugar de visita obligatoria para turistas como Medina of Hammamet.

Leer más Ocultar

Guías de viaje de Hammamet


Hammamet (o La Mahometa, en árabe: الحمامات y en francés Hammamet) es una localidad tunecina a orillas del mediterráneo, ubicada a unos 60km de Túnez, capital del país.


Hammamet es sin lugar a dudas el lugar más turístico de Túnez, ya sea por sus fantásticas playas de arena blanca, como por su gran oferta hotelera, o por las diferentes atracciones que ofrece la ciudad. Algo que la convierte en un lugar idóneo para descansar y recorrer los puntos más importantes es el clima templado que hace durante todo el año. Hammamet está situada en la península de Cap Bon, y se encuentra a 20 kilómetros de la capital del país. Para llegar a Hammamet hay que llegar al aeropuerto de Túnez-Cartago, que se encuentra 20 kilómetros, y desde allí tomar otro transporte para llegar a la ciudad, bien un taxi o un coche compartido, algo muy típico de allí. Uno de los lugares más visitados de Hammamet es La Medina, que es la ciudad vieja, con bastiones y que aún conserva su imagen característica y fascinante gracias a sus estrechas callejuelas, sus casas pintadas de blanco y sus patios interiores. La Medina tiene tres puertas, aunque no son de la misma época, ya que durante mucho tiempo sólo había una, la entrada principal, que cuenta con un pasaje en zig-zag, y en cuyos lados hay nichos con techos abovedados. Otra puerta se encuentra en la parte opuesta al puerto pesquero, justo encima del Cementerio Marino, que se creó en 1881 para enterrar a los soldados franceses caídos durante la primera ocupación. Metiéndose por las callejuelas de La Medina, entre las casas de color blanco y con puertas esculpidas, se llega al Zoco, lleno de las típicas tiendas que venden todo tipo de productos, tanto artesanías en plata, cuero, o especias. Al hacer las compras, siempre hay que regatear. Siguiendo un estrecho pasaje se llega a una plaza donde hay un café que tiene vistas sobre el mar. En La Medina también se encuentra la Gran Mezquita, restaurada en el año 1972, y que aún conserva un alminar del siglo XV, y junto a ella está la Vieja Mezquita, que estaba dedicada a Sidi Abd el-Kader el-Jilani. También es digna de visitar la Kasba, que se puede visitar durante todo el año, y que está edificada sobre los restos de una fortaleza más antigua. Desde su parte superior se puede obtener una buena vista sobre La Medina, la ciudad y los alrededores de ésta. La Kasba era un antiguo acuartelamiento que hoy en día acoge un Museo de Trajes Regionales y el Mausoleo de Sidi Bou Alí. Aún mantiene sus pasadizos abovedados y su muralla. Otro punto de interés es Villa Sebastián, una mansión que acoge un teatro donde todos los años celebran, en julio y agosto, la Feria Internacional de Música, Baile y Danza. Hoy en día, esta villa pertenece al gobierno tunecino. Para el viajero que no quiera moverse sólo por la zona de La Medina y busque algo más “moderno”, en Hammamet, pensando en el auge turístico, se ha creado un nuevo barrio, Yasmine Hammamet, donde se puede encontrar todo lo que el turista necesita, desde hoteles de todas las categorías, a bares, restaurantes y comercios accesibles y de alto standing. Además, en este nuevo barrio hay un parque de atracciones, el Carthago Land, donde se puede conocer la historia del antiguo Túnez. Debido a lo concurrida que es esta zona, se puede encontrar de todo en lo que a gastronomía se refiere, y es un buen lugar para poder degustar los platos típicos tunecinos. Hammamet es un buena elección para quien quiera disfrutar y relajarse junto al mar, así como para quien quiera acercarse a la cultura árabe y la historia del país.

Lugares de interés (43)
Hoteles (153)
Gastronomía (25)
Compras (2)
¿Buscas clientes viajeros? Anúnciate aquí